PROCESO DE ADAPTACIÓN PARA LOS NUEVOS NIÑOS Y NIÑAS.

El ingreso al preescolar  supone muchos cambios importantes para los niños y las niñas, pero se debe tener en cuenta que el adecuado manejo del proceso ayudará a superar esta situación,  ya que no solo es un periodo de ajuste para los niños, sino también para los padres y las docentes.

Aunque al principio, en algunos casos la separación entre padres y sus hijos o hijas puede ser difícil o dolorosa, el niño o la niña lo irá asimilando, y gracias a esta separación se incrementará su seguridad personal y su grado de socialización, ayudando en la formación de hábitos y en la estructuración de su personalidad.

Lo más importante en cualquier caso es que los padres y familiares evitemos transmitir sentimientos de inseguridad al niño o a la niña, ya que dificultará el proceso de adaptación; es fundamental generarles confianza y la certeza de que volverán a verse.